Las construcciones sostenibles no solamente colaboran con el cuidado del medio, además ofrecen mejores condiciones de habitabilidad a los edificios, resultan más económicas y son más confortables para sus habitantes. Una cuestión muy importante en su diseño son los aislamientos, gracias a estos elementos la vivienda reducirá drásticamente el gasto en consumo de energía y se evitarán emisiones al medio ambiente. El aislamiento no debe ser contemplado como un coste de la construcción, resulta más acertado considerarlo como una inversión, ya que gracias a su importe se recuperará su coste mediante el ahorro energético conseguido que evitará un importante gasto económico extra en climatización. Existen aislantes ecológicos con coeficientes de aislamiento similar e incluso superior a los fabricados con materiales sintéticos que habitualmente son utilizados en la construcción convencional, pero que son totalmente biodegradables y reciclables.

Materiales ecologicos utilizados para crear aislantes sostenibles

Corcho

Es un material producido por la naturaleza que se tritura y se aglutina con su propia resina produciendo planchas para facilitar su colocación. Además de sus excelentes propiedades térmicas y acústicas, regula la humedad y elimina las vibraciones, propiedad muy interesante para tener una convivencia confortable en el hogar.

Madera

Los aislantes de madera son confeccionados con restos de maderas de la industria de muebles, podas forestales y desechos de carpintería, por tanto su utilización contribuye a un primer reciclaje. A partir de fibra de madera y un material emulsionante se fabrican planchas aislantes. Posee buenas características como aislante térmico y acústico, regula la humedad y es un aislante muy económico.

Lana

Además de poseer un excelente coeficiente de aislamiento térmico y acústico, posee una capacidad de absorción de agua de hasta el 33% sin afectar a sus propiedades de aislante, ejerciendo una función extra como regulador de la humedad de ambiente. Otra de sus ventajas es su fácil instalación al adaptarse a la perfección al emplazamiento donde va a ser colocada.

Algodón

Además de tener baja conductividad térmica, este aislante proviene de reciclar restos de piezas de algodón desechadas por la industria textil, de manera que ejerce un efecto beneficioso al medio desde el primer momento.

Celulosa

Otro ejemplo de reciclaje, utilizando papel de periódico, se obtiene la celulosa. Este producto aislante se puede inyectar mediante una máquina en huecos o lugares que se pretende aislar, posee buen coeficiente como aislante y su coste es bajo.

Otros materiales ecologicos utilizables como aislantes

Además de los anteriormente citados existen muchos otros materiales ecologicos con excelentes propiedades aislantes térmicas y acústicas, idóneos para utilizar en la construcción de un hogar sostenible como el lino, cáñamo y otros aislantes fabricados a base de productos naturales como el izopanel. Todos biodegradables y reutilizables para ofrecer un servicio óptimo sin causar ningún perjuicio al medio ambiente.